jueves, 29 de agosto de 2013

Restart..

22:38... eso es lo que he durado hoy, el primer día que corro desde Junio, de momento sin dolor. Me toca mi RESTART...







viernes, 7 de junio de 2013

sábado, 1 de junio de 2013

Mi tendinitis aquilea (3), ¿Por qué?

Soy de los que creo que para casi todo hay un porque, unas veces seremos capaces de encontrarlo y muchas otras veces no, bien yo voy a intentar contestar a ¿Por qué me lesioné? Si es que esta vez soy capaz de encotnrarlo. He estado analizando el diario de entrenamientos  y creo que viene de largo.

Justo una semana antes del cross alpinoTrasierra del 2012 tuve una fuerte contractura en el gemelo izquierdo, corrí el cross y creo que lo recuperé bien porque en toda la temporada no me volvió a dar problemas, ni me acordé de él. Pero esta temporada no lo he hecho bien y ahí ha estado mi error.

Empecé a entrenar en Septiembre, con un mes de descanso más o menos activo desde la Vuelta al Aneto, vamos sin hacer gran cosa pero haciendo lo que me apetecía. En Octubre corrí la Mediasolidaria de Somosierra y tras abandonar, le di muchas vueltas a la cabeza. Sé que me sentó algo mal y ya está, pero era la primera vez que abandonaba y creo que no supe afrontarlo, así que me desmoralicé y prácticamente deje de correr durante Noviembre y Diciembre centrándome en mi otra pasión, la escalada.

 












En Enero me volvió a picar el gusanillo, que le voy a hacer soy corredor, no lo puedo evitar. Eso sí, me prometí a mi mismo que tenía que disfrutarlo y que nada de agobios por carreras o similares. Con eso me puse al lio, pero claro no había hecho lo que se suele llamar “invierno”, esa fase de la temporada donde haces una buena base aeróbica, trabajas bien la fuerza… esa fase que te permite realizar todo lo que viene durante el año. Además a través de José Antonio, nuestro experto en entrenamientos del Raidlight Team, conseguí un plan de entrenamiento que creía me iba al pelo ya que le daba mucha importancia a la calidad y no a la cantidad de los kilómetros, y yo que soy buen alumno me puse a ello. ¿Lo malo? Que en todo el año pasado prácticamente no había hecho series, y encima venía sin hacer un invierno en condiciones así que desde el primer día de series tengo anotado en el cuaderno que acabo muy cargado de gemelos. ¿Lo peor? Que esas anotaciones se repiten todas las semanas.

Y es normal que cascara, el gemelo y el sóleo son los encargados de dar el último impulso, el que estira el pie, y eso lo hacemos con mayor fuerza a ritmos rápidos, ritmos a los que yo no estaba acostumbrado. Por eso creo que tenía el tendón algo tocado y en la bajada que me lo dañe fue lo que lo hizo salir, pero el daño ya estaba ahí.

Aún así creo que orgánicamente toleraba muy bien el plan, dormía bien y recuperaba bien los entrenos, por eso voy a seguir con él cuando me recupere, pero haciendo las cosas bien, con un buen “invierno” aunque a este paso lo voy a hacer en Agosto, y no saltándome pasos fundamentales en la adaptación del cuerpo al entrenamiento.

La temporada 2013 ya empezó mal, y no ha ido mucho mejor, si llego bien haré algo en Octubre pero por no tirar toda la temporada, así que la verdad ya estoy pensando en el 2014 y casi casi preparando el calendario, que está lleno de carreras a las que les tengo muchas ganas, años malos como este también hay que pasarlos.

viernes, 31 de mayo de 2013

jueves, 30 de mayo de 2013

Mi tendinitis aquilea (2), ¿Luz al final del túnel?

Si, el lunes fue el día mágico. Ese día que sales a correr por que toca probar cómo va la lesión, con más intención de ver donde te duele para contárselo al día siguiente al fisio que otra cosa, y de repente… ¡no te duele! A pesar del miedo con el que das cada zancada, y de como casi cierras los ojos esperando dolor en los peores apoyos… nada, ni una ligera molestia.

Tras un mes y una semana totalmente parado vi un rayo de esperanza en la última visita al fisio, cuando me dijo que la inflamación en el tendón había desaparecido y que solo quedaba en las inserciones de este en el calcáneo. ¿Eso será bueno? No quise tirar las campanas al vuelo y me tire otra semana sin correr. Estirando todos los días en tres sesiones y sin dar una zancada rápida ni para coger el metro. Así hasta el lunes cuando decidí salir a probar y el martes visita al fisio sin poderme aguantar la sonrisa al contarle las nuevas noticias.

¿Estoy quiere decir que estoy curado? No, no me lo tomo así porque sigo notando la parte baja del gemelo y el sóleo rígida, tensa… es difícil de explicar. Pero me lo tomo como que puedo empezar una nueva fase, la de recuperación, que siempre será más divertida que no poder hacer nada no?

Y en ello estoy, probando con mucho cuidado esta semana a correr y sobretodo dándole a la bici, a ver cómo responde el tendón, esperando estar de vuelta cuanto antes y disfrutando del campo que está precioso con tanta agua.

La verdad es que este mes se me ha hecho muy largo, casi di toda la temporada por perdida, pero si todo va respondiendo bien lo mismo llego a alguna carrera en Septiembre u Octubre… veremos cómo va el asunto. De momento disfrutaré del MAM y del GTP animando desde la barrera.

domingo, 19 de mayo de 2013

lunes, 13 de mayo de 2013

Opiniones sobre la Transvulcania 2013

¡Menudo carrerón! Es el sabor de boca que se nos queda a todos los que estuvimos siguiendo la carrera por internet, TV, Twiter… si, si han leído bien, esto del trail va creciendo y ya hasta la tele canaria retrasmitió la llegada de los primeros corredores, además fue ¡trending topic!, lo que sea que quiera decir eso.

Si, sin duda es una de las mejores carreras de globo, una de esas que dan ganas de correrlas por lo menos una vez en la vida y más después de seguir una fiesta como la del pasado sábado. Pero justamente por eso, porque se ha convertido en un referente creo que es un buen espejo donde mirarnos y ver hacia dónde va este deporte.

Hay cosas que me han encantado. Que una isla como la Palma sea capaz, Salomon y la ISF detrás, de juntar en una salida a los mejores de este deporte me gusta y mucho. Como aficionado busco eso, busco espectáculo y que estos grandes corredores se crucen más a menudo. Otra cosa que me ha gustado y espero que dure muchos años, es el buen rollo que emana de estos tíos. Se van a dar entre ellos bien duro durante 83 kilómetros, pero duermen en el mismo hotel, salen a entrenar juntos, hay pique sano, del bueno, vamos que no veo a Alonso y Hamilton haciendo eso, pero no solo eso, al llegar a meta se ven abrazos sinceros como el de Picas a Forsberg, creo que eso hace a este deporte muy grande.

Pero ser un referente también tiene sus contras, se ve hacia donde van algunos temas candentes últimamente en el trail. Por ejemplo el de asistencia externa. En el Transvulcania como en la mayoría de carreras está permitida dentro de los avituallamientos. Bien, podemos estar o no de acuerdo, pero lo que a mí particularmente no me gusta (y creo que apunta hacia donde van las cosas) es ver al ganador del UTMB de este año llegar a un avitullamiento y tres metros antes tirar al suelo la riñonera que llevaba y coger una nueva del asistente. Como se puede ver en el 1:00 de este vídeo: 





Si leemos el reglamento de la carrera podemos leer “Los participantes deberán respetar el medio en el que se realiza la prueba y mantener limpio el entorno de la misma. Para ello deberán comer y beber SIN DEJAR NINGUN ENVASE FUERA DE LOS RECIPIENTES habilitados para tal uso. EL INCUMPLIMIENTO DE ESTE PUNTO ACARREARA LA DESCALIFICACION INMEDIATA DEL CORREDOR, pudiendo ser inhabilitado mediante un simple testimonio de cualquier miembro del equipo organizativo de la Carrera.” No creo que el francés quisiera ensuciar el entorno pero no es la imagen que quiero del deporte que me gusta, además que hace que no estén en las mismas condiciones el resto de corredores. No quiero tener que hacer en una carrera un Pit Stop más lento que él y que me saque un minuto, y tenerlo que recuperar corriendo.

Otro tema candente es el del material obligatorio. En esta carrera no se pide gran cosa la verdad, “Todos los corredores deberán llevar un MATERIAL OBLIGATORIO DE SEGURIDAD, que puede ser controlado a la salida, en la llegada o en cualquier punto de la carrera, debiendo constar de: sistema de hidratación (tipo camelback o riñonera con capacidad mínima de 1 litro), linterna frontal, luz roja de posición trasera, manta térmica y teléfono móvil con el nº contemplado en la inscripción, si bien éste sólo podrá ser usado en caso de emergencia, retirada o rescate.” La verdad es que entra perfectamente en una riñonera y si vas a jugarte la victoria entiendo que salgas con lo justo, pero no menos.

No dudo que el ganador de la prueba llevara todo el material obligatorio, pero yo no soy capaz de decir donde lleva el litro de agua obligatorio en estas fotos de la llegada tomadas por Jordi Saragossa. Si es verdad que en una foto tomada en el recorrido se ve como va con dos bidones en la mano y en el vídeo también se ve como le dan unos nuevos. Pero no creo que esta imagen de ligereza extrema, como es correr 83km sin una riñonera, le siente bien a este deporte, ya que es un referente y muchos corredores del pelotón intentarán hacer lo mismo, pero ellos no son Kilian y tendremos un susto.































Creo que si un deporte quiere ser grande, quiere durar en el tiempo y no ser una moda de unos años tiene que ser serio y tiene que dar imagen de seriedad. Las condiciones tienen que ser iguales para todos y hasta que eso no quede bien claro en eventos que son reflejo de lo que es hoy en día este deporte, como es esta Transvulcania, no seremos un deporte serio.

sábado, 11 de mayo de 2013

Ultra Trail Monte Fuji UTMF 2013

¿Qué mejor motivo para viajar al otro lado del mundo que correr?



jueves, 9 de mayo de 2013

Mi tendinitis aquilea (1)

Me he lesionado, si ya estoy en la fase en que lo tengo asumido, en esa fase en la que te olvidas de los objetivos que tenías esta temporada, del estado de forma en el que estabas, de las próximas carreras, entrenos… te tienes que olvidar de todo eso, ahora solo tienes un objetivo, recuperarte. 

Lo he aceptado, pero que cruel es esto de correr. Sé que nunca es un buen momento para lesionarse, pero después de tener buenas sensaciones en la Trébol trail, y la semana siguiente hacer una de las mejores sesiones de series de las que recuerdo. ¿Será justamente por eso? ¿me he pasado de forma? ¿sobreentrenamiento? ¿estoy haciendo las cosas bien? 

Fue en una bajada en la trébol, bajaba arriesgando y en un apoyo especialmente  fuerte me dolió el tobillo izquierdo, en el siguiente apoyo un poco menos y pensé que no era nada, pero al día siguiente lo notaba molesto, cargado pensé. Durante la semana seguí entrenando y cada vez que corría rápido aparecían molestias al terminar el entreno. El viernes decido parar e ir al fisio.

Desde principio de temporada acabo muy cargado de gemelos y sóleos los entrenos rápidos. He intentado reforzarlos y poco a poco han dejado de molestar, pero parece que no de estar mal, o eso es lo que me dice el fisio. Tengo el gemelo izquierdo especialmente cargado y eso repercute en el tendón de Aquiles, que es lo que nota inflamado. Tres días de reposo.

Martes, me estoy empezando a desesperar, no me duele el tendón, me duele el tobillo cuando al apoyar en algo irregular sube la parte exterior del pie… raro. Pido una segunda opinión, y coincide con la primera, pero esta vez dice la palabra maldita, Tendinitis en el tendón de Aquiles. Me aplica E.P.I. (Electrolisis percutánea intratisular), para entendernos consiste en pincharte con una aguja y darte pequeños calambres en el tendón y así conseguir provocar una inflamación local y que los propios mecanismos regeneradores del cuerpo lo arreglen. Como su nombre indica duele un huevo. Durante todo el día tengo el tendón muy hinchado, pero es lo que quería conseguir con la E.P.I. así que me anima bastante.

El fisio me dice que estire todo lo que pueda la zona, eso hago miércoles y jueves. El viernes voy a empezar con los excéntricos, dos veces al día y el domingo ya tres veces para según me vea el lunes o martes probar a correr 30-40min muy suave.



Se que las tendinitis no son cosa de una semana parado, así que ya me voy mentalizando. Lo primero es olvidarme de correr el cross Tres refugios y lo segundo es ver si llego al Maratón Alpino Madrileño, objetivo antes del verano. No sé si llegaré, o en qué forma lo haré. En fin a ver este fin de semana la Transvulcania desde el sofá...

miércoles, 8 de mayo de 2013

Prueba de material: Accesorios Raidlight

Vamos a ver unos cuantos accesorios de la marca francesa que nos pueden ser de gran utilidad en ultras o en nuestros entrenos por montaña.

Manguitos Run: he usado estos manguitos en innumerables entrenos y en alguna competición, la verdad es que estoy muy contento con ellos. Son una gran opción para días que vas a hacer algo con cierta intensidad pero el día está fresco o hace viento, también para usar al llegar a una cima o en días de primavera, otoño… y también claro en las salidas en bici (de donde procede el invento). Son elásticos y el interior es afelpado, lo que deja ver que son calentitos. Se diferencian del resto que podemos encontrar en que llevan incorporado un “guantelete” para proteger también la palma y el dorso de la mano. Es una opción más, ya que si no lo queremos se puede recoger perfectamente. Otro detalle marca de la casa es una pequeña abertura para dejar salir el GPS o reloj que llevemos en el momento. El gran problema de todos los manguitos es que tienden a bajarse, estos no son perfectos y también les puede llegar a pasar, pero ni mucho menos tienes que ir subiéndotelos cada dos por tres, yo la última vez que los use en la Trébol trail ni me acorde de ellos en toda la carrera.


       Eco Tasse: En cada vez más carreras nos piden llevar nuestro propio recipiente para el agua, y en alguna no está permitido que este sean bidones. Bien, pues aquí tiene su hueco esta taza plegable que se puede pedir con su propia funda. El sistema de plegado es muy sencillo, se dobla sobre sí misma. Personalmente me es muy útil, ya que la puedo llevar en el cierre ventral de la mochila y cuando llego al avituallamiento simplemente la saco y a beber. Al ser plegable no molesta y es bastante ligera, solo 20g para 250ml de capacidad. Otra cosa que me gusta es que puedo utilizar la funda para llevar la cámara de fotos o el móvil en a modo de bolsillo accesorio en mis mochilas. Un complemento ideal para todo montañero, para usar en refugios, acampadas…

      Gorro wintertrail: Más de uno habrá echado de menos este invierno un buen gorro para entrenar. Yo uso este modelo porque me encanta el punto medio que han logrado entre lo calentito que sea el gorro y lo que puede transpirar. Todos sabemos que para correr no nos vale un gorro cualquiera, necesitamos uno que transpire bien porque si no en el kilómetro 2 estamos empapados y helados, pero que sea calentito, porque también se ven modelos que son demasiado finos. Yo ya conocía las mallas de este tejido y el gorro fue una apuesta segura. Lo uso para casi todo en invierno, correr, bici, esclada… al ser finito es perfecto para meter debajo de un casco.

        Porta dorsal: Hartó de dejar las marcas de los imperdibles en las camisetas me decidí por el porta dorsal, además en un ultra donde seguramente nos cambiaremos de ropa, nos facilita mucho esta operación. Cada vez se ven más en la carreras, para que no moleste el dorsal con la mochila, para girarlo… ¿Pero por que llevar solo una cinta cómoda? Ya que la llevamos algo más le podremos sacar no? Efectivamente el porta dorsal viene con unas cintas especiales para llevar algún gel, eso sí tiene que ser de los que vienen en tubo, el resto no entra. Otro detalle que me gusta es que con los nuevos modelos de la gama Olmo de este año, el portadorsal viene incorporado en la cinta ventral de la mochila y además se puede usar de modo independiente.

        jueves, 2 de mayo de 2013

        Prueba de material: XA Pro 5, Salomon

        Aquí os dejo las impresiones que ha tenido mi compañero de juergas montañeras, Carlos, de las XA Pro 5 de Salomon.


        Después de un año con estas zapatillas el análisis que he podido hacer es bastante meticuloso. Previamente las zapatillas que use fueron las Salomon XT wings, acabé tan contento de estas que incluso miré el comprarme unas exactamente iguales pero no pudo ser. Por ello me decante con las XA Pro 5.

        En  la mano la primera sensación fue de robustez, se trata de una zapatilla fuerte, pesada... Una zapatilla para todo aquel que no va a ganar un ultra y le va a meter mucha caña de kilómetros y va a estar muchas horas con ellas puestas. Por ello esta zapatilla sobresale. En su comodidad al ponértelas,  blandas, acolchadas y que encierran muy bien el pie. El cordón que usa es el habitual de Salomon con cable que guardas en la lengüeta pero no está cruzado como algunos modelos.

        Pasando a hablar del exterior, como ya he comentado antes, encierra muy bien y abriga muy bien al pie, para invierno y cuando hace frio es genial y en verano no agobia. Otro de los puntos fuerte de la zapatilla es los refuerzos que lleva. Toda la parte baja y media de la zapatilla no es de tela (cuero antibarro) lo que le da muchísima fuerza y ni piedras ni ramas la rompe así como una puntera ultra reforzada de goma con la que las patadas a las piedras o ramas no te enteras. Después de un año lo que es la estructura de la zapatilla está intacta, ni un descosido ni agujero. Es muy dura.

        En cuanto la suela es muy gorda y con unos tacos muy prominentes pero simple. Es cierto que la use para el Gran trail de Peñalara que son algo más de 110km pero estaban prácticamente nuevas y cuando termine si acuse muchísimo el desgaste de la suela... A mi parece con "poco uso" el desgaste de la zapatilla era demasiado grande, algunos de los tacos desaparecieron e incluso alguno apareció roto. 

        Para la estabilidad de la zapatilla usa el sistema skeleton que se aprecia en el talón como sobresale y la estabiliza mucho para evitar torceduras de tobillo en terrenos muy exigentes.

        Se trata de una zapatilla técnica para terrenos pedregosos y técnicos muy cómoda con muchísima estabilidad pero que la suela hay que reforzar y se debería mejorar, puesto que una zapatilla por muy buena que sea si la suela en dos días ha desaparecido ya no sirve de nada.

        Carlos.


        martes, 30 de abril de 2013

        Trébol trail 2013 (18km, 1000 d+)

        Primera carrera de la temporada, nueva y demasiado corta para mí, solo 18km de ná con 1000 metros de desnivel positivo. Esta no es mi guerra pero justamente por eso me planté en la salida sin ninguna presión y simplemente con el objetivo de disfrutar siendo competitivo otra vez.

        La carrera consiste en subir tres veces el cerro del Telégrafo por tres vertientes muy distintas entre sí, así que tres subidas y tres bajadas, a por ello.

        Uno de los puntos que me atrajo de esta carrera es que la organización ha aprovechado para enlazarla con una causa solidaria y es que para recoger el dorsal había que entregar 1kg de comida para el banco de alimentos, no nos cuesta nada y encima ayudamos, ¡pues olé!.
        En la salida hace mucho frío (sensación térmica según aemete -1º) y pienso salir forrado de capas, pero al final decido pasar un poco de frío mejor que un poco de calor. Acerté saliendo en manga corta y con los manguitos (por si teníamos que nadar algo, jeje).

        Ambientazo en la salida y ¡zas! Salimos, primer kilómetro por asfalto hasta salir del pueblo, me coloco en el segundo grupo detrás de los de cabeza y que sensación tan maravillosa cuando ya en el primer kilómetro sientes que vas bien, que hoy la máquina responde y que tienes fuerzas para tirar hacia arriba.

        Primeras subidas, bien, corro en todas y ya vamos en fila de a uno, tomando distancia. Voy con un triatleta que me aprieta en las subidas, pero veo que lleva zapas de asfalto así que pienso “o baja muy bien o a este me lo zampo  en cuanto haya dos piedras en el camino”, y así es, me deja un poco en la subida, pero en cuanto empezamos la bajada, la menos técnica de las tres, le paso como un cohete y a dar caza al siguiente.
        Después de primer avituallamiento vamos por una zona de sube-baja donde me noto muy bien, voy con otro corredor al que le meto bastante distancia en este tramo sin forzar, lo que me da muchos ánimos, además me voy acercando poco a poco a “Rafa”, Rafael Martín, gran corredor y además del pueblo donde se celebra la prueba, con lo que el público le lleva en volandas.

        Llegamos por segunda vez a lo alto del cerro y empezamos la segunda bajada, llevo a Rafa a diez metros, pero no termino de enlazarle cuando de repente en mitad del bosque no veo marcas de la carrera… mal, nos hemos perdido, así que le digo como si fuera colega de toda la vida, “Rafa!!¡ No veo marcas! Tú que eres de aquí, ¿pá donde es?” a lo que me dice: “¡mierda! es verdad, por allí y bajo a todo trapo detrás suyo.
        Viene una bajada muy técnica en la que me empieza a doler las abdominales laterales cuando intento forzar un poco, pero Rafa y yo estamos cogiendo a un grupo que va delante de unos 4 corredores e intento tirar todo lo que puedo, aún así me duele y no les cojo.

        Empezamos la última subida al cerro, muy técnica, andando todo el rato y veo al grupo a menos de 100m, me acaban de decir que voy 7º, lo que me anima mucho, además en un repecho especialmente empinao, me pongo a contar los que van delante y veo que el grupo es de 5, por lo que tengo el pódium ¡a la vista! Así que a la caza.

        En esta subida recorto pero no les cojo, empezamos la bajada y no puedo forzar todo lo que quisiera, aún así no se me van. Llegamos al último avituallamiento y última bajada, esta quiero bajar a degüello, y así me va, empiezo y ¡zas!, tropezón y me veo en el aire, justo ahí pienso, “seré gilipollas, menuda hostia guapa me voy a dar” y en estas aterrizo. Me paro un segundo y no me puedo creer que no me duela nada, ¡he caído en blando! ¡El único blando que hay en este mar de rocas! Así que me levanto y para abajo.

        La primera parte de la bajada es muy técnica, yo creo que es el peor sitio por el que he bajado quitando la bajada del collado de Ballibierna en la antigua vuelta al Aneto. No me he hecho daño en la caída pero no bajo con confianza y voy pensado que 7º está muy bien y que se maten otros. La segunda parte de la bajada es más corrible, con piedras pero por sendero y aquí sí aprieto todo lo que puedo, aún así ya voy cascao y quiero llegar.

        Mucho público en esta última parte de recorrido, me van animando “vamos chaval, que vas 7º”. Último kilómetro en asfalto, horrible, se me hace muy largo, hasta que huelo a meta y intento hacer los últimos 500 metros dignamente. Mucha gente a la llegada y el del micro felicitándome por esta 7º plaza y diciendo mi nombre al entrar, mola.


        Así que termino muy contento, sobre todo por las sensaciones en carrera, me he movido en ritmos altos y delante, saliendo sin complejos. A mejorar, no iba del todo bien en las subidas, me falta un poco de fuerza, lo de las abdominales en las bajadas no se que puede ser, pero intentaré reforzar la zona para poder forzar ahí en carrera y por lo demás muy contento para ser la primera de la temporada, seguimos poniendo buenos cimientos para los próximos objetivos, Cross tres Refugios y Maratón Alpino madrileño.



         En la feria de trail estubieron los amigos de SOS HIMALAYA siguiendo adelante con el sueño de Iñaki Ocho de Olza, un mozo que estoy seguro el domingo hubiera disfrutado de lo lindo corriendo por el monte.

        viernes, 26 de abril de 2013

        Crónica del Campus trail de Ultrarun



        Son poco más de las ocho de la mañana y ya estamos perdidos con el coche por las calles del Escorial. En un cruce nos encontramos con Luis R. que tampoco sabe muy bien donde es y tras dos amagos lo conseguimos, menudo hotelazo, empezamos muy bien.

        Venimos preparados para el “entrenamiento lipídico”, consistente en salir a correr sin desayunar para activar el metabolismo de grasas y primera sorpresa al entrar, les pillamos a los participantes ¡DESAYUNANDO!  Menos mal que los de Raidlight lo sabíamos y hasta Sergio F. aparece con tres churros en la mano, jeje.

        Tras la toma de contacto pasamos a ver el distinto material que han traído las marcas y en especial Raidlight que, por cierto fue la que más se estiró, trayendo ropa, mochilas, zaspas, accesorios… mientras que North Face trajo las Hyper track Guide y La Sportiva con las Raptor que tuve el placer de probar. Yo me voy directo a la Olmo 5l, Luis a la de 12L y Carlos coquetea con el nuevo pantalón/malla Performer. ¡Qué buena pinta tiene todo! ¡Pero hay que probarlo así que nos cambiamos y a correr! 

        Antes de salir saludamos a los otros miembros del team, Héctor que se ha acercado estando lesionado! Chapó! Santi y Sergio G con los que compartiremos entreno.

        Ya en la salida el ambiente en brutal, risas, coñas y buen rollo entre todos por igual. Sin duda me quedo con esto, poder compartir unos kilómetros con un grupo de gente que le apasiona  correr por el monte tanto como a ti y encima con varios cracks de la talla de Zigor, Salva, Sergio… una experiencia para recordar.
        Empezamos a subir y las conversaciones giran siempre en torno al trail. Que si las zapas de North face son para asfalto, esto lo dicen los cabrones del Raidlight claro, que si las de Sportiva son las “raptor” las de Raidlight son las “tractor”, esto los cabrones de The North Face claro jeje, y así vamos subiendo el monte Abantos casi sin enterarnos.

        En la cima, más risas, y muchas fotos, casi nos hicieron un book, para recordar el momento, hasta grabamos algún vídeo que Luis R. tiene que montar jeje, pero lo mejor estaba por llegar. 

        Empezamos a bajar y mientras que vamos por pista todo normal, pero cuando nos metemos en un camino un poco más técnico… Yo voy bajando con Luis de risas cuando nos pasa Zigor a tumba abierta y claro no siempre tienes la oportunidad de tirarte detrás de un corredor de esa categoría  así que junto con Carlos L. vamos detrás de él a toda leche, nunca he bajado tan rápido, de verdad que mi concepto de bajar rápido en una carrera ha cambiado radicalmente… le digo a Zigor que no me vacile que así no bajan en el Mont Blanc a lo que me contesto “yo tengo que recuperar bajando lo que pierdo subiendo”, así que le creemos. Así dandole arreones llegamos en poco tiempo abajo donde en una terracita al sol nos recuperamos de las emociones hablando como no de zapas de trail, pesos… etc. Qué gran oportunidad de compartir una bajada así con uno de tus referentes en esto de correr por el monte, un auténtico placer!

        Nos despedimos de Luis y tras comentar con Salva la nueva edición del Trail del Aneto nos espera la charla de “psicología deportiva” a la que Carlos Ultrarun tuvo la amabilidad de invitarnos a los que solo íbamos al entreno.

        La charla me pareció interesante, pero creo que había demasiado contraste entre el público, ya que no ven igual las carreras gente como Zigor, Salva, Sergio… a gente que había allí bastante más novel. De todas maneras Carlos y yo no vimos el final ya que antes de la charla oímos que Zigor tenía que coger un autobús en Madrid y nos ofrecimos a llevarle en coche y así evitar otro viaje más en tren. 

        Un lujazo compartir viaje de vuelta con alguien como Zigor, una persona muy cercana y con la que estuvimos hablando y riendo todo el viaje de vuelta. Tras perdernos un poco, conseguimos llegar a la estación y allí nos despedimos. Termina una gran mañana de trail en una compañía y con un ambiente de ¡lujo!


        Desde aquí dar las gracias a Carlos Ultrarun por invitarnos a compartir esta mañana de trail, a las marcas por ceder el material, hay que confiar mucho en tu material para dejarlo probar a los corredores, a Mayayo desde carrerasdemontana.com y a Francisco García "Lucanux" por las fotos, pero sobretodo a los corredores populares y profesionales por el buen ambiente que hubo toda la mañana.

        viernes, 29 de marzo de 2013

        Whiteflow

        Soy al primero que le pirran los vídeos de paisajes increíbles con un par de corredores dando saltos por ahí, o los de carreras en los que vemos como los profesionales también sufren un poco, pero este me gusta más. Primero por que sale Fernanda Maciel, de la que me gusta su estilo y su comportamiento en las carreras, además no le hace falta demostrar su calidad, pero sobretodo por el transfondo que tiene, el proyecto solidario que hay detrás, ¡Bravo por Fernanda!

        lunes, 25 de marzo de 2013

        Los domingos... una Tapia.

        No lo pone en el plan de entrenamiento y seguramente no hemos acumulado los kilómetros necesarios para meternos un rodaje de este pelaje, pero este domingo el cuerpo nos pedía una Tapia y nosotros que somos débiles de espíritu pues caímos de lleno en la tentación de sus 16 kilómetros.

        Este recorrido que bordea la Casa de Campo es de los más famosos entre los corredores de la capital. Ha surgido de manera espontánea, sin ningún apoyo de ninguna institución ni organización, pero por sus caminos corren más corredores que en muchas carreras y es que la mayoría de las veces para disfrutar de este deporte solo hacen falta unas zapatillas y ganas de kilómetros.

        La Tapia la usan todo tipo de corredores, te puedes cruzar con los residentes en la Blume que han salido a estirar las piernas un poco antes del entreno duro de la tarde o con el corredor popular que lucha por terminar su primera maratón… no hay mejor test para ver como estas de forma que una Tapia.

        En esos 16 kilómetros con 583 metros de desnivel positivo tenemos terreno para todos los gustos. Zonas rápidas, donde poder correr suelto, o rampas duras que hacen mirar al suelo y resoplar a cualquiera, y todo ello se puede alargar por si se os queda corto. En la zona de “el bosque”, haciendo la tapia la encontramos en la fuente de Somosaguas, existe un circuito de 4 kilómetros que nos devuelve al mismo punto del recorrido de la Tapia y que podemos hacer para llegar a los 20km en total. Nosotros esta vez hicimos la variante clásica que para ser la primera de la temporada queríamos las máximas opciones de llegar al final.


        Ahí la tienen damas y caballeros, ni zapatillas milagrosas, ni barritas ultraenergéticas, ni geles que darían positivo en un control antidoping, si quiere prepararse lo mejor posible, no lo dude, los domingos por la mañana recétese una señora Tapia disfrutando de los pinares y encinares que tenemos tan cerca de la gran urbe, y lo mejor de todo es que es gratis, como suelen ser las mejores cosas.


        viernes, 22 de marzo de 2013

        miércoles, 20 de marzo de 2013

        Pruebas de material: Mochila Endurance 14L, Raidlight

        Mochila superventas de la marca francesa, en todas las carreras se puede ver a bastante gente con ella a cuestas. Yo pensé en ella como mi acompañante en carreras largas tipo ultra y en las que la organización o el mal tiempo me hicieran llevar bastante material. He corrido con ella el Gran Trail Peñalara 2012 y La vuelta al Aneto 2012, quizá en el GTP se puede llevar una mochila más pequeña  ya que los avituallamientos son abundantes y están cada pocos kilómetros, quizá la ideal sea de 5-6L tipo la Olmo 5L o algún modelo similar, sin embargo en el Trail del Aneto que es en autosuficiencia o en un Ultra Trail del Mont Blanc que hay que llevar mucho material,  o para entrenos largos que tenemos que llevar todo lo necesario, creo que es el modelo ideal ya que entra más de lo que parece, nunca la he llegado a cargarla entera.


         Lo primero que me gusto de ella fue su comodidad, en una mochila con esa capacidad no es fácil pero se corre muy bien con ella. La cinta ventral ajusta alta, no en las caderas, esto puede no gustar, a mí la verdad es que nunca me ha molestado, va bastante acolchada. Las hombreras tienen espuma que las hacen muy cómodas, pero lo que me sorprendió fue su refuerzo en la espalda. Este es bastante escaso, solo tres zonas con algo de espuma, al principio no me convencía al verla en “parado” pero se ve que están bien pensadas y que es justo donde apoyamos la mochila en la espalda, lo dicho muy cómoda.

        Tiene bolsillos para dar y tomar. El grande, para todo lo que necesites y más, nunca le he llegado a llenar del todo, y espero no tener que correr nunca con él lleno hasta arriba. Dentro de este grande tiene una bolsita superior para guardar cosas pequeñas y que necesitamos a mano, navaja, DNI... 

        Uno que me encanta es el que la bolsa de hidratación va en un bolsillo distinto al principal lo que me resulta muy útil en los avituallamientos para recargar la camelback y no tener que sacar todo y volverlo a meter, que quede cómodo etc. La bolsa, que no viene incluida, va colgada de dos tiras de velcro  y tiene un agujerito para sacar el tubo, además en las hombreras hay dos bolsillos pequeños para meter un gel o algo así y dos cintas para meter la boquilla de la camel y que no moleste.


        Además de estos dos tenemos más bolsillos pequeños. Uno entre el grande y el de la camel, para cosas pequeñas y que estén a mano, barritas, algo de comer o cosas así. Otro en el cinturón ventral en el que entran bastantes cosas, yo suelo llevar ahí la comida para ir tirando. 

        También tiene el botellín en el lado izquierdo (que si que viene incluido), muy útil para llevar dos líquidos, uno en la bolsa de hidratación y otro en el botellín, que no molesta nada al correr, además si no queremos llevar el botellín podemos usar este bolsillo para meter geles barritas o lo que se nos ocurra ya que se puede cerrar.

        Justo al lado del portabotellín, hay una rejilla para meter los envoltorios de las barritas, es un detalle que me encanta, además lleva 4 bolsillos en la parte trasera de este tipo, ideales para meter la luz roja de posición trasera que muchas organizaciones piden o los guantes o el buff para que vaya a mano…

        Como vemos la mochila está llena de detalles, pero no terminamos aquí. Porta bastones, abundantes reflectantes en la parte trasera y delantera, silbato en el cierre y el que más me gusta es su sistema de compresión que voy a explicar un poco más:

        Antes que nada decir que funciona bien, cuando la comprimes no se mueve nada dentro, y es de agradecer por qué nunca la he llevado sin comprimir. Para ello tiene dos cuerdas laterales que reducen la mochila de “delante a atrás” para hacerla más finita, se fija con unas tancas en la parte trasera y se puede hacer en marcha. Además lleva un sistema de gomas que reducen el volumen de los laterales de la mochila, se pueden tensar, enganchar una y la otra no… tienes muchas posibilidades además de servir para enganchar el impermeable por fuera y que vaya secando o meter ahí lo que no haya entrado dentro.

        Resumiendo, mochila ideal para entrenos largos o carreras que llevemos mucho material encima. Sorprendentemente cómoda y con mil detalles que nos facilitan la vida cuando llevábamos demasiados kilómetros encima y no estamos para más incomodidades.



        Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...